¿La conexión contratada ofrece lo prometido?

Google impulsa Measurement Labs, una iniciativa que permite a los consumidores monitorizar su acceso a Internet La publicidad de los proveedores de Internet promete velocidades muy altas que en la práctica pocas veces se cumplen. Los famosos 20 megabits por segundo se han convertido con el paso del tiempo en un “hasta 20 megas” que reconoce la imposibilidad real de proporcionar esta capacidad a todos los clientes en zonas de cobertura. ¿Cómo se puede controlar la calidad de la conexión que ofrecen estas empresas?

Enlace

Anuncios