La intimidad en la era de la persistencia

Bienvenido al futuro, donde todo se guarda sobre usted. Un futuro en el que se registran sus acciones, sus movimientos son seguidos, y sus conversaciones ya no son efímeros. Un futuro que no señalan a 1984-por algunos como distopía, sino por la natural tendencia de las computadoras a la producción de datos.

Enlace

Anuncios